"Tu sonrisa habla de nosotros"PEDIR CITA
dientes rotos con la pandemia

Incremento de bruxismo y dientes rotos con la pandemia

La pandemia causada por el coronavirus ha trastocado muchas áreas de nuestra vida. Y con ello, se ha visto afectada la salud bucodental de muchas personas. En concreto, ha habido un incremento significativo de consultas a causa de dolores mandibulares y dientes rotos con la pandemia. En Carralero Clínica Dental Avanzada, lo hemos notado hasta el punto de que, tras la reapertura de la clínica después del confinamiento y la vuelta al horario habitual (dado que en el Estado de Alarma solo se trataban emergencias), hemos recibido más visitas por estos motivos que en años anteriores.

¿Cuál es la causa que está produciendo ese aumento de dientes rotos con la pandemia? Ofrecemos algunas explicaciones y recomendaciones que ayuden a frenar esta ola.

Causas del incremento de dolor mandibular y dientes rotos con la pandemia

El covid-19 es una enfermedad respiratoria y, como tal, en principio, nada tiene que ver con el dolor mandibular ni las fracturas dentales. Sin embargo, de modo indirecto, sí parece estar afectando en este punto a través de los siguientes factores:

Ansiedad

El carácter de la situación y el exceso de información alarmista a través de los medios está generando un estado de estrés en muchas personas. En algunos casos, esto se puede haber visto agravado por otras circunstancias como tener que pasar mayor tiempo en casa, compaginar el cuidado de los niños con otras tareas o preocupaciones por el negocio o de tipo laboral.

La cuestión es que, ante un estado de ansiedad elevado, la tensión debe liberarse de algún modo. Y lo hace cuando, de modo inconsciente, apretamos las mandíbulas y los dientes o los hacemos rechinar, especialmente por la noche, pero también durante el día. Esto, cuando sucede de manera sostenida en el tiempo, se denomina bruxismo y puede generar otros problemas como el dolor de cabeza, el desgaste de las piezas dentales y, en ciertos casos, su fracturación.

Teletrabajo

Trabajar desde casa ha sido una buena solución para evitar el contacto social en muchos ámbitos. En principio, no debería tener más riesgos que trabajar en la oficina. Sin embargo, las circunstancias han hecho que muchos hayan tenido que empezar a trabajar a distancia sin un lugar con el acondicionamiento adecuado, lo que deriva en malas posturas frente al ordenador durante la jornada.

Los músculos de los hombros y los nervios del cuello se cargan y conducen la tensión hasta la articulación temporomandibular. Y esto termina por provocar también problemas mandibulares y rechinamiento de dientes durante la noche.

Cambios en la rutina

Todo esto se ve potenciado por algunas variaciones introducidas en nuestro modo de vida que han ayudado a este incremento de problemas mandibulares y dientes rotos con la pandemia. Por ejemplo, el confinamiento hizo que pasáramos más tiempo en casa, en muchos casos sin hacer deporte con el que liberar las tensiones. Ahora algunos han decidido evitar el transporte público empleando el coche propio, y ya casi no necesitan andar. Otros, de hecho, no necesitan moverse para ir al trabajo cada día, ya que por el momento, desempeñan sus tareas desde casa…

Recomendaciones para evitar que nos afecte

En primer lugar, hemos de ser conscientes de si estamos teniendo este problema. Podemos hacerlo si, al fijarnos en cómo se encuentra nuestra boca, descubrimos que los dientes superiores e inferiores contactan, se aprietan o rechinan. Esto último también lo puede notar la pareja durante la noche. Pero también algunos síntomas como el dolor de cabeza, cuello o mandíbula son signos que no debemos pasar por alto.

Ante la sospecha de que estemos en esta situación, una primera recomendación es acudir a un odontólogo de confianza. Él la valorará profesionalmente para ofrecer el mejor tratamiento. Normalmente, es recomendable utilizar una férula dental de descarga durante la noche que impide el desgaste o la rotura dental con el rechinamiento.

Por otro lado, es preciso poner remedio a la fuente del problema. Para ello, hay que localizar la raíz o raíces del estrés y tratar de prevenirlas. Limitar la exposición continua al alarmismo informativo, por ejemplo, puede ser parte de la solución. También es posible controlar o reducir el estrés a través de la respiración profunda, el yoga u otras actividades relajantes, y también con el deporte, pues ayuda a liberar la energía acumulada.

Del mismo modo, si se sigue trabajando a distancia, es importante crear un espacio de trabajo bien dispuesto y procurar mantener buenas posturas y dedicar momentos a estirarse.

En cualquier caso, si te preocupa esta cuestión, no dudes en acudir a nuestra clínica dental en XàtivaEn Carralero Clínica Dental Avanzada disponemos de los mejores profesionales para realizar una valoración de tu caso, aconsejarte y, si lo necesitas, ayudarte a aliviar estos síntomas con los mejores tratamientos para prevenir que no lleguen a generar otros problemas como el desgaste y la fractura dental.

Dentino-en-diferentes-diseños

Acceso al Club Secreto

× ¿Hablamos por Whatsapp?