"Tu sonrisa habla de nosotros"
superar-la-fobia-al-dentista

Un paso más allá para superar la fobia al dentista

La fobia al odontólogo es muy común. Y en muchos casos esa ansiedad lleva a retrasar una y otra vez consultas o revisiones. Un gran error, porque la salud de nuestra boca es fundamental y afecta a muchos aspectos de nuestra vida y de nuestra salud en general. Sin embargo, superar la fobia al dentista es posible y en esa labor las propias clínicas están muy implicadas.

¿Qué debemos hacer para superar la fobia al dentista?

El primer paso, por supuesto, lo debemos dar nosotros. Debemos convencernos de que los dentistas son profesionales cualificados que trabajan por nuestra salud y que ese temor que nos asalta no tiene fundamento. ¿Qué más podemos hacer?

  • Lo más importante es buscar un odontólogo que nos dé confianza. De esta manera resulta mucho más fácil expresar cualquier temor. El profesional nos ayudará a superarlo explicando con sencillez y precisión todo el tratamiento.
  • Pregúntate por qué tienes miedo. Muchas veces nos dejamos llevar por razones y creencias subjetivas o por comentarios de otras personas, sin tener en cuenta nuestra propia experiencia.
  • Comienza por tratamientos sencillos como una limpieza para comenzar a afrontar esa fobia al dentista.
  • El día de la consulta, si estás muy nervioso, ve acompañado por alguien de confianza. También puedes llevar algo de música que te ayude a relajarte.
  • Si se trata de tus hijos, el mejor consejo es que desde muy pequeños les acostumbres a las revisiones dentales. Así, la consulta no les infundirá ningún temor.

Los dentistas también se implican para superar la fobia al dentista

Que el paciente se muestre tranquilo y confiado es también muy importante para los dentistas, ya que eso nos permite trabajar mejor. Cualquier profesional está siempre dispuesto a informar al paciente de todo lo que necesite saber antes, durante y después del tratamiento.

Pero también las consultas se han adaptado para mejorar la comodidad de los pacientes. Hoy en día lo común es que tengan televisiones o hilo musical que permitan a quien se somete a un tratamiento relajarse o enfocar la atención en un punto que no sea el trabajo del dentista. En nuestra clínica, por ejemplo, disponemos de un reproductor mp4 pre-cargado con música variada para aquellos pacientes que lo solicitan. Así, pueden aislarse mucho más del entorno ya que no oyen lo que ocurre a su alrededor.

Gracias a este aislamiento se evita el pánico que puede aparecer al ver involuntariamente el instrumental o escuchar el sonido que produce. Y no solo son útiles para los más pequeños, también lo son en el caso de los adultos.

La sedación consciente

En el caso de pacientes extremadamente sensibles, o cuando el tratamiento es largo y puede resultar incómodo, hay una alternativa más para superar la fobia al dentista: la sedación consciente. Esta combina analgésicos y sedantes que consiguen que el paciente no sufra ninguna molestia y que pueda mantenerse ajeno al trabajo del dentista.

No es una anestesia y lo normal es que el paciente esté despierto y se recupere en muy poco tiempo después del tratamiento. A pesar de ello, este tipo de sedación se realiza bajo un estricto control por parte de los profesionales.

La sedación tiene un efecto alentador: la ausencia total de dolor da mayor confianza al paciente. Así, lo normal es que en sucesivas consultas vaya perdiendo poco a poco esa fobia al dentista. En cualquier caso, siempre es el profesional el que debe valorar la conveniencia o no de utilizar este proceso.

Nuestra salud dental es importante. Por ello, no hay que dejar que miedos sin fundamento nos impidan cuidar de ella. Si eres de los que tiene fobia al dentista, en nuestra clínica dental en Xàtiva no solo te esperan los mejores profesionales, sino que trabajamos con las técnicas más avanzadas, incluida la sedación consciente. En Clínica Dental Carralero pensamos siempre en ti.

× ¿Hablamos por Whatsapp?