🎉 2024 vendrá cargado de grandes sorpresas

Llega el cambio de estación, ¿sabías que el otoño afecta a los dientes?

el otoño afecta a los dientes

Los cambios de estación suelen afectarnos anímicamente. Y nuestro organismo también los nota porque, no solo cambian las temperaturas y se reducen las horas de sol, también se modifican los hábitos y a veces el estilo de vida. El otoño afecta a los dientes, pero las consecuencias se pueden evitar con unos cuidados básicos.

Por qué el otoño afecta a los dientes: aspectos que debes cuidar

A nadie le extraña oír a otra persona comentar cómo el frío o la humedad les provoca molestias en las articulaciones o cómo se acentúa la caída del pelo. También los dientes sufren si no se les presta la debida atención. ¿Qué aspectos son los que más influyen en este cambio de estación?

La alimentación

El primero de esos aspectos tiene mucho que ver con lo que comemos y algunos excesos de fechas señaladas:

  • Dulces: el otoño es la estación de los huesos de santo, de los buñuelos, de los caramelos de Halloween y de los primeros turrones. Resistirse a ellos es complicado, pero si no se extrema la higiene dental, el resultado puede ser una acumulación de placa y, en el peor de los casos, una caries.
  • Bebidas calientes: con el frío apetece mucho más tomar un café bien caliente o un chocolate, incluso un buen caldo. Abusar de ellos puede afectar también a la salud dental. ¿Cómo? Por un lado, por la cantidad de azúcar de algunas de ellas. Por otro, porque los líquidos a elevada temperatura pueden llegar a dañar el esmalte o provocar sensibilidad dental.
  • Snacks: esas tardes tan agradables de cine y palomitas pueden tener consecuencias nefastas para los dientes. Esos snacks que no faltan en las manos suelen estar cargados de azúcares o hidratos de carbono, alimentos ideales para la placa bacteriana y enemigos del esmalte dental.

El estrés

Los cambios en la dieta son uno de los motivos por los que el otoño afecta a los dientes, pero hay más. El regreso a la rutina, a las tareas diarias, a los estudios, a ese ritmo de vida en el que apenas hay descanso, es otro de los grandes enemigos de la salud oral.

Cuando estamos nerviosos, muchas veces no podemos evitar apretar los dientes. Por lo general ni siquiera somos conscientes de ello. Y la ansiedad también está detrás de muchos casos de bruxismo.

Esos hábitos tienen consecuencias muy diferentes. Por un lado, un mayor desgaste del esmalte dental y un incremento en el riesgo de fracturas. Por otro, dolores en el tercio superior del cuerpo como reflejo de la tensión que sufre la mandíbula.

Cambios en los estados de ánimo

El frío, la lluvia y la ausencia de luz son responsables de algunos cambios a nivel emocional. Cuando eso ocurre, una de las consecuencias se traduce en una cierta “dejadez”. Ese desánimo estacional puede hacer que se caiga en la pereza y se acabe descuidando hábitos tan importantes como la higiene oral.

Temperaturas y sensibilidad dental

Nuestros dientes y encías también pueden sentir las bajas temperaturas, sobre todo si existe el hábito de respirar por la boca. El aire frío que se inhala pasa entre ellos, de modo que si hay pequeñas fisuras dentales o inflamación de encías puede aparecer una molestia o, en casos más severos, incluso dolor.

Boca seca

La saliva es uno de los mejores aliados de nuestros dientes. Es fundamental para prevenir la aparición de la placa bacteriana. Con la llegada del frío se alinean varios factores que hacen que se reduzca la producción de saliva.

En primer lugar, la ingesta de líquidos se suele reducir. En segundo lugar, los ambientes con calefacción suelen ser ambientes secos, que también afectan a la boca. Y, finalmente, hay que considerar ese hábito de respirar por la boca, que también contribuye a la sequedad bucal.

Consejos para evitar los efectos del cambio de estación en la salud oral

Contra el otoño no se puede luchar, pero sí contra esos factores que pueden alterar la salud de nuestros dientes. Prevenir es la clave, pero nunca es tarde para tomar medidas que ayuden a mantener el buen estado de nuestra boca:

  • Evitar bebidas calientes o muy azucaradas y controlar la ingesta de dulces.
  • Beber mucha agua para mantenerse hidratado/a y favorecer la producción de saliva.
  • Extremar la higiene oral. Una buena idea es iniciar la estación con un cepillo dental nuevo, es una forma de recordar la importancia de cepillarse los dientes correctamente. Y una forma de añadir un aliciente a este hábito, porque ¿a quién no le gusta estrenar cosas?
  • Programar una visita al dentista. Si hay alguna patología, una fisura dental, encías retraídas o sensibilidad es importante iniciar un tratamiento cuanto antes para evitar que el otoño afecte a los dientes. Es, además, un momento perfecto para una limpieza en la consulta.

Sonríe al otoño con Carralero Clínica Dental Avanzada

Si no quieres que el frío congele tu sonrisa, pide cita ya en nuestra clínica dental en Xàtiva. Somos especialistas en prevención dental. Además, contamos con la tecnología médica más avanzada.

En nuestra clínica, trabajamos con equipos de radiología digital y con el escáner intraoral iTero Element 5D, que nos permiten ver la estructura interna de los dientes de una manera rápida y sin molestias para el paciente. Y si es necesario realizar una limpieza profesional, con el sistema AirFlow se consigue eliminar la placa de una forma rápida e indolora.

En Carralero Clínica Dental Avanzada pensamos en la salud de tu boca y en tu comodidad. Para que acudir a la consulta del dentista no te produzca ningún tipo de incomodidad. El otoño afecta a los dientes, pero está en tu mano evitar las consecuencias.

LO MEJOR PARA CONOCERNOS ES VISITARNOS

Pide tu cita ahora

PEDIR CITA

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete y entra en el sorteo semestral de una limpieza bucal gratis.
Además recibe promociones y novedades dentales. Ver boletines anteriores.