"Tu sonrisa habla de nosotros"
problemas de salud pueden afectar la salud bucal

Cómo los problemas de salud pueden afectar la salud bucal

Todas las partes y órganos de nuestro organismo están, de un modo u otro, interrelacionados, de manera que lo que ocurra en uno puede tener consecuencias en otro o incluso a nivel general. Así, los problemas de salud pueden afectar la salud bucal. Y también ocurre en sentido inverso, es decir, que el mal estado de nuestra boca puede repercutir en otros aspectos de nuestro bienestar general.

Qué problemas de salud pueden afectar la salud bucal

Hay diferentes patologías que pueden tener consecuencias en nuestra salud oral si no extremamos los cuidados. Se trata de enfermedades, a veces, muy comunes. Vamos a repasar algunas de ellas:

Diabetes

Esta enfermedad y la salud bucal están estrechamente relacionadas. Por un lado, afecciones como la periodontitis o inflamación de las encías dificultan al organismo procesar la insulina. Esa inflamación es, además, un síntoma de que se podría padecer diabetes.

La diabetes, por otra parte, hace que las glándulas salivales no funcionen correctamente, lo que se traduce en una mayor sequedad en la boca. La saliva protege nuestros dientes, por eso, cuando es insuficiente quedan más expuestos a la caries. Además, los pacientes con diabetes tienen mayores dificultades en la cicatrización de heridas, por lo que tardan más en superar problemas como úlceras o infecciones que pueden presentarse también en la boca.

Asma

Es una enfermedad que padecen muchas personas y que también afecta a la salud bucal. Por un lado, porque el uso de medicamentos como broncodilatadores reseca la boca, aumentando las posibilidades de la aparición de caries e inflamación de encías.

Por otra parte, la tos que provoca el asma a veces causa reflujo gastroesofásico. Cuando eso ocurre, los ácidos del estómago ascienden llegando a la boca, atacan el esmalte y provocan su desgaste precoz.

Osteoporosis

Esta enfermedad afecta seriamente a nuestros huesos, entre ellos a los de la mandíbula. La pérdida de masa ósea provoca problemas en las encías y, a la larga, puede suponer incluso la pérdida de piezas dentales.

Pero, además de ello, puede plantear problemas de ajuste a la hora de colocar dentaduras postizas. En casos extremos, puede suponer un inconveniente para la colocación de implantes. Afortunadamente, hoy en día hay técnicas muy avanzadas que permiten colocar prótesis incluso cuando el paciente no tiene una gran densidad ósea.

Estrés

Los nervios y la ansiedad son enemigos de la salud en general y, de una manera muy particular, de nuestra boca. En estados de nerviosismo se tiende a apretar la mandíbula, lo que puede acabar provocando dolores, no solo en los dientes, también de cabeza y cuello.

En este sentido, en algunos casos puede desembocar en bruxismo, un trastorno que hace que se rechinen los dientes, normalmente de modo inconsciente y que, entre otras cosas, provoca un gran desgaste dental.

Otros problemas de salud que pueden afectar la salud bucal

Son muchas las patologías que tienen reflejo en nuestra boca. Así por ejemplo, el virus del VIH se puede manifestar en forma de úlceras orales u otro tipo de infecciones en la cavidad oral. Pacientes con gastritis crónica atrófica o enfermedad de Crohn pueden sufrir brotes de aftas bucales. Mientras, la lengua es especialmente sensible a algunas enfermedades hepáticas o del aparato digestivo.

En definitiva, los problemas de salud pueden afectar la salud bucal, por eso es importante someterse a análisis rutinarios; y si se padece alguna enfermedad de las mencionadas, no se debe descuidar nunca la higiene oral ni faltar a las revisiones periódicas en una clínica especializada en tratamientos de prevención dental como es Clínica Dental Carralero.

Una buena atención como la que te brindamos en nuestra clínica dental en Xàtiva puede marcar la diferencia en la salud de tu boca y, por extensión, en tu estado de salud general.

× ¿Hablamos por Whatsapp?