🎉 2024 vendrá cargado de grandes sorpresas

Vuelta a la rutina dental: 10 hábitos para una sonrisa saludable

rutina dental

En vacaciones, la vida es más relajada y eso significa que a veces descuidamos hábitos importantes, como los relacionados con la salud de nuestra boca. Lo ideal es no olvidarse de la higiene oral, mucho más si tenemos en cuenta que en esos periodos solemos incrementar la ingesta de carbohidratos y azúcares. ¿Cómo evitar que todo ello pase factura? Recuperando cuanto antes una rutina dental adecuada.

Paso a paso de una buena rutina dental

Aunque volver a la normalidad cuesta, todos los aspectos relacionados con la salud son los que primero debemos recuperar. Una correcta rutina dental no requiere de mucho tiempo, pero sí de algunos pasos esenciales:

1. Cepillarse los dientes después de las comidas

El cepillado elimina esos restos de comida que quedan en la boca y sirven de alimento a las bacterias responsables de la aparición de la placa. Además, neutraliza los ácidos que atacan al esmalte dental. Por eso es importante cepillarse los dientes después de las comidas principales.

Pero si hay un cepillado fundamental es el de la noche. Mientras dormimos, el nivel de producción de saliva, un protector natural de los dientes, disminuye. Este factor permite a las bacterias multiplicarse y atacar con más facilidad la superficie dental.

2. Cepillarse correctamente

De poco sirve un cepillado rápido o incorrecto. Para eliminar restos de comida y evitar la formación de placa es importante dedicarle el tiempo necesario, al menos dos minutos. Pero también lo es hacerlo de la manera adecuada. Hay diferentes técnicas, con movimientos rotatorios o de vibración, pero siempre hay que intentar abarcar toda la superficie dental.

El cepillado se puede realizar con cepillo manual o eléctrico, pero siempre con cerdas que no sean demasiado duras para evitar erosionar el esmalte. Y tampoco conviene apretar el cepillo en exceso.

3. No olvidarse de la lengua

Es uno de los aspectos que muchas veces se pasa por alto en la rutina dental. Pero no hay que olvidar que las bacterias también se acumulan en la lengua y pueden provocar halitosis o convertirse en factor de riesgo de patologías orales. Por lo tanto, después de cepillarse los dientes hay que pasar suavemente el cepillo también por la lengua.

4. Usar hilo dental

Es clave en una rutina dental realmente eficaz. Siempre hay zonas a las que no llegan las cerdas del cepillo. El hilo dental, o en su defecto los cepillos interproximales o los irrigadores, permiten eliminar esos residuos que a veces quedan entre los dientes. Pero su beneficio va más allá, porque además estimula suavemente las encías, de modo que previene la inflamación o la rebaja, si ya ha aparecido.

5. Elegir una pasta de dientes adecuada

No todas las pastas de dientes son iguales. Cambia el sabor, pero también la composición. Lo habitual es recomendar el uso de pastas con flúor, pero el mejor consejo es consultar al dentista. En el caso de niños pequeños o si existe alguna patología oral es posible que sea necesario usar una pasta específica.

6. Usar un colutorio

Los enjuagues bucales sirven de apoyo al cepillado: limpian zonas de acceso difícil, neutralizan los ácidos y ayudan a remineralizar los dientes. Pero, al igual que ocurre con las pastas de dientes, conviene consultar al odontólogo antes de usarlos porque los hay de composiciones muy diferentes y no todos se pueden utilizar de forma continuada. Y un aspecto muy importante: el colutorio nunca debe sustituir al cepillado en una rutina dental.

7. Hidratarse muy bien

El agua es un gran aliado para la salud oral. Por un lado, ayuda a mantener una óptima producción de saliva y a evitar el síndrome de boca seca. Por otro, contribuye a eliminar algunos de los residuos que quedan en la boca. Y, además de ello, es fundamental para mantener el pH de la boca, que es uno de los factores que frena el desarrollo de las bacterias nocivas.

Si se opta por tomar líquidos que no sean agua, hay que evitar que sean azucarados, ácidos o que tengan gas. Hay que recordar que este tipo de bebidas pueden afectar al esmalte dental y favorecer la aparición de caries.

8. Introducir en la dieta alimentos protectores de los dientes

En la rutina dental, la alimentación es también un punto en el que hay que incidir. A través de una alimentación sana y variada podemos hacer que nuestros dientes reciban los nutrientes necesarios para mantenerse fuertes. ¿Qué alimentos son buenos para una boca sana? Frutas y verduras por sus minerales y fibra, lácteos por el calcio y la vitamina D que contienen, o pescados azules por ese Omega 3 que es un antiinflamatorio natural.

Frutas y hortalizas crudas como la manzana, la zanahoria o el apio son especialmente beneficiosas porque actúan como un cepillo de dientes natural: eliminan restos de comida, neutralizan ácidos y ayudan a evitar que ácidos o azúcares se adhieran a la superficie dental.

9. Evitar alimentos azucarados o ácidos

El ácido erosiona la superficie dental, de algún modo, disuelve el esmalte. Por eso es conveniente limitar el consumo de alimentos que lo sean. ¿Y qué ocurre con los azúcares? Las bacterias presentes en la boca se alimentan de ellos y en ese proceso generan ácidos, de ahí que también haya que controlar la ingesta de este tipo de alimentos.

Hay otros consejos relacionados con la rutina dental y la alimentación que debemos tener en cuenta: evitar comidas en exceso calientes o frías, no consumir caramelos u otros productos muy duros o que se puedan adherir a los dientes o limitar el consumo de carbohidratos, entre otros.

10. Hacer una visita al dentista después de las vacaciones

Para recuperar la rutina dental y los buenos hábitos orales, conviene programar cuanto antes una cita con el odontólogo de confianza. Si hay algún síntoma de caries o de cualquier otra patología dental, la detección precoz permitirá iniciar un tratamiento adecuado y evitar problemas serios en el futuro.

Y, por supuesto, no hay que olvidar esas visitas periódicas de control. Su periodicidad puede ser variable, será el especialista quien deba determinarla según el estado se la salud oral de cada paciente.

Si ya has vuelto de vacaciones, no dejes pasar más tiempo para recuperar una buena rutina dental. En Carralero Clínica Dental Avanzada trabajamos con un magnífico equipo de profesionales y las más sofisticadas herramientas de diagnóstico. No permitas que nada te haga perder la sonrisa, pide cita en nuestra clínica dental en Xàtiva para una revisión en profundidad. Tu salud oral lo agradecerá.

LO MEJOR PARA CONOCERNOS ES VISITARNOS

Pide tu cita ahora

PEDIR CITA

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete y entra en el sorteo semestral de una limpieza bucal gratis.
Además recibe promociones y novedades dentales. Ver boletines anteriores.