WeCreativez WhatsApp Support
¡Resolvemos tus dudas!, nuestro equipo de atención al paciente responderá tus preguntas.
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
"Tu sonrisa habla de nosotros"
Dormir bien con Orthoapnea

Dormir bien con Orthoapnea

Con motivo del día mundial del sueño, este 15 de marzo, queremos contribuir a concienciar sobre la importancia de dormir lo suficiente y bien. Y es que hay quienes todavía no saben que muchas veces se puede lograr dormir mejor con un sencillo dispositivo. De hecho, hay muchas personas que han vuelto a dormir bien con Orthoapnea.

Pasamos buena parte de nuestra vida durmiendo. Sin embargo, no siempre damos al sueño la importancia que se merece y, lo que es peor, en muchos casos ni siquiera le damos el tiempo mínimo necesario para que cuerpo y mente se recuperen de los esfuerzos y el desgaste diarios.

Cualquier anomalía en el sueño afecta de manera significativa a nuestro organismo. El sueño es reparador y necesario, influye en nuestros biorritmos, en nuestra energía, en nuestra capacidad de concentración y aprendizaje y en nuestra salud en general.

¿Cómo influye no dormir bien?

Es importante ser conscientes de que el sueño perdido no se recupera y de que nuestro organismo lo termina notando, mucho más si se trata de una situación mantenida en el tiempo. Las consecuencias son innumerables, entre ellas:

  • Somnolencia durante el día: es algo que afecta al rendimiento escolar o laboral y al estado de ánimo.
  • Aumento de los niveles de estrés.
  • Dificultad para procesar la glucosa, con el consiguiente riesgo de padecer diabetes.
  • Cambios metabólicos que pueden implicar un aumento de peso.
  • Anomalías en el ritmo cardíaco: la falta de sueño puede hacer que la temperatura corporal disminuya, lo que se refleja en un mayor riesgo de problemas como arritmias.
  • Deterioro de las funciones cognitivas: se reduce la capacidad para asimilar nuevos conocimientos y se puede producir pérdida de memoria.
  • Envejecimiento precoz.
  • Mayor probabilidad de sufrir trastornos gastrointestinales.
  • Disminución de las defensas, lo que implica un mayor riesgo de padecer infecciones.

La apnea del sueño

Una de las causas más comunes de un sueño poco reparador es la apnea del sueño. Una patología habitual, pero que no siempre está diagnosticada correctamente. La apnea es un trastorno respiratorio que provoca pausas respiratorias durante el sueño. Estas pueden durar desde unos segundos hasta un minuto, o incluso más.

La apnea, aunque la persona no sea consciente de ello, altera el sueño de una manera muy importante. Corregirla o controlarla a tiempo es esencial para evitar que se desarrollen esos problemas ya mencionados.

El tratamiento tradicional consiste en el uso durante el sueño de un CPAP. Se trata de un dispositivo con una mascarilla que “impulsa” aire a presión para evitar esas pausas respiratorias. Pero hay alternativas menos incómodas e igual de efectivas. Hablamos de dormir bien con Orthoapnea.

Dormir bien con Orthoapnea. ¿En qué consiste?

Orthoapnea es un dispositivo que se realiza a medida de cada paciente. Consiste, de manera resumida, en dos férulas unidas mediante un tornillo. Este permite ajustar el dispositivo para adelantar ligeramente la mandíbula. De esta manera se consigue que el aire entre a los pulmones de manera continua y sin interrupciones.

Se trata de un pequeño aparato que ha demostrado su eficacia en casos no severos de apnea y contra los ronquidos. Frente al dispositivo tradicional tiene grandes ventajas: no resulta molesto a la hora de dormir ni provoca rozaduras, se puede llevar a cualquier sitio porque apenas ocupa espacio y no impide acciones inevitables como toser.

Dormir bien con Orthoapnea es posible, evitando así las terribles consecuencias que para el organismo puede tener la falta de sueño o un descanso poco reparador.

En Clínica Dental Carralero somos pioneros en la aplicación de este tratamiento. Si tienes problemas para dormir a causa de problemas obstructivos, en nuestra clínica dental en Xàtiva podemos tener la solución, una solución cómoda y eficaz, como ya han descubierto algunos de nuestros pacientes.