WeCreativez WhatsApp Support
¡Resolvemos tus dudas!, nuestro equipo de atención al paciente responderá tus preguntas.
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
"Tu sonrisa habla de nosotros"

Recuerda que no cerramos en agosto, ¡FELIZ VERANO!

Excepto los dias 1, 5 y 15

apnea infantil

La importancia de detectar la apnea infantil a tiempo

También puedes escuchar este artículo desde nuestro podcast

La apnea infantil es un trastorno relativamente frecuente, aunque no en todos los casos se diagnostica. Sus consecuencias para los pequeños pueden ser desde problemas de salud a dificultades de aprendizaje. Por este motivo es importante acudir a un especialista que le recomiende el tratamiento más adecuado para controlar la apnea.

¿Qué es la apnea infantil?

La apnea es una interrupción de la respiración durante el sueño por un estrechamiento en las vías respiratorias. Las causas que aumentan el riesgo de padecer apnea infantil son, entre otras, las siguientes:

  • Una garganta estrecha con amígdalas grandes.
  • Mandíbula pequeña.
  • Paladar estrecho.
  • Obesidad.
  • Enfermedades genéticas o trastornos que hacen que no se tenga un buen tono muscular.

Síntomas y diagnóstico

La manifestación más evidente de apnea infantil es, al igual que en los adultos, los ronquidos. Pero, en el caso de los niños, conviene estar pendiente de otra serie de síntomas que ocurren durante el sueño y pueden revelar que padecen este trastorno:

  • Respiración por la boca.
  • Sueño ligero o inquieto.
  • Pesadillas.
  • Sonambulismo.
  • Sudoración nocturna.
  • Enuresis nocturna o micción involuntaria.

Se calcula que apenas un 20% de los niños que padecen apnea del sueño está diagnosticado correctamente. Esto podría derivar en problemas serios en el desarrollo del niño si no llega a emplearse el tratamiento apropiado.

El problema más común es que se muestren somnolientos y tengan dificultades para concentrarse, pero también pueden manifestar irritación, hiperactividad o incluso problemas de comportamiento. En aquellos casos más graves, una apnea no diagnosticada puede manifestarse en una presión elevada, problemas de corazón o pulmonares o un retraso en el crecimiento.

Dado que la apnea infantil puede tener diferentes causas, es fundamental conseguir un diagnóstico acertado. Para ello se realizan pruebas físicas y exploratorias y, muy especialmente, un estudio del sueño mediante una polisomnografía. Esta refleja cómo es la respiración, cómo se realiza la oxigenación y el comportamiento de las ondas cerebrales.

Tratamientos

La apnea infantil se corrige en la gran mayoría de los casos. Una vez que se ha diagnosticado el trastorno, hay que identificar la causa. De ella dependerá, en buena medida el tratamiento. Y en él pueden intervenir desde otorrinolaringólogos a neurólogos o dentistas. Veamos qué tratamientos se pueden prescribir:

  • Cirugía: se realiza en caso de vegetaciones o anginas hipertrofiadas. La intervención quirúrgica suele acabar con el trastorno.
  • CPAP: es un tratamiento que utiliza una máscara para introducir aire a presión por vía nasal de manera constante. Así se impide que las vías aéreas se obstruyan. En el caso de los niños se suele usar cuando no es posible la cirugía. El mayor problema que presenta es que el aparato puede resultar incómodo o provocar pequeñas rozaduras.
  • Tratamientos de ortodoncia: cuando la apnea infantil viene provocada por anomalías mandibulares o maxilares los tratamientos mediante ortopedia ortodóncica pueden ayudar a corregir el trastorno. Solo en casos graves será necesaria la cirugía.
  • Orthoapnea: es un pequeño aparato intraoral que se hace a medida de cada paciente y empuja ligeramente la mandíbula hacia delante. De esta manera, se mantiene la vía respiratoria abierta. La gran ventaja frente al CPAP es que se trata de un aparato pequeño y cómodo, que no impide acciones como hablar o toser. Además, por su tamaño, se puede transportar sin problemas.

En cualquier caso, lo más importante es acudir a un profesional si notamos algún síntoma que indique que nuestro hijo padece apnea infantil. Él será quien haga una primera valoración y derive al especialista indicado para realizar las pruebas diagnósticas.

Una recomendación más: no pasar por alto las revisiones odontológicas. En muchos casos somos los dentistas los que podemos alertar de una posible apnea infantil que quizá los padres no hayan apreciado.

Ante cualquier duda, en nuestra clínica dental en Xàtiva podemos informarte y orientarte sobre este trastorno tan desconocido en el caso de los niños. En Clínica Dental Carralero contamos con los mejores profesionales y somos especialistas en el dispositivo intraoral Orthoapnea.