fbpx
Reseñas de Google(más de 330 valoraciones) 4,9/5 PEDIR CITA

Cuida de tus encías para evitar la pérdida de dientes

prevenir-gingivitis

A veces no se da mayor importancia a un ligero sangrado al cepillarse los dientes o a unas encías enrojecidas. Pero son síntoma del inicio de un problema que, si no se trata a tiempo, puede acabar provocando la pérdida de dientes.

Prevenir la gingivitis o tratarla para evitar que desemboque en una periodontitis irreversible es imprescindible para conservar una boca sana, unos dientes fuertes y unas encías en buen estado. Y cada uno de estos aspectos influye tanto en una sonrisa bonita como para tener una dentadura completa, funcional y natural.

¿Cuáles son los síntomas de la periodontitis?

Gingivitis y enfermedad periodontal afectan a los tejidos que hacen de soporte del diente, provocando una respuesta inflamatoria. Si no se tratan de manera precoz, pueden causar daños irreversibles en nuestra cavidad oral: destrucción de hueso, movilidad dental y pérdida de piezas. Entre los síntomas más comunes se pueden destacar los siguientes:

¿Qué tratamientos existen para tratar la periodoncia?

Cuando los problemas en las encías ya han dado los primeros síntomas, es imprescindible iniciar un tratamiento de periodoncia adecuado, que será diferente según la gravedad o el estado de la enfermedad:

Limpieza dental

Con ella se consigue eliminar el sarro acumulado en los dientes y evitar que las bacterias sigan actuando.

Curetaje

Cuando la piorrea ha avanzado, la encía se retrae y se forman bolsas a nivel profundo donde las bacterias se pueden multiplicar. Este tratamiento sirve para raspar y alisar la raíz muy por debajo de la línea de la encía, eliminando el sarro de esas bolsas.

Cirugía periodontal

Se realiza cuando el curetaje no es suficiente para limpiar la zona o cuando no se puede llegar a suficiente profundidad para eliminar el sarro. Y en algunos casos será necesario realizar injertos para recuperar el hueso perdido.

periodoncia-injertos

¿Por qué es importante prevenir la periodontitis?

La prevención es esencial porque una enfermedad periodontal no controlada puede tener infinidad de consecuencias, algunas de ellas irreversibles. Lo que comienza como una inflamación puede acabar provocando la pérdida de los tejidos y del hueso que soportan al diente, este comenzará a moverse y puede llegar a caerse. 

No hay que olvidar que la ausencia de piezas dentales afecta no solo a la estética, también a la funcionalidad de la boca, provocando problemas a la hora de masticar y movilidad del resto de los dientes para ocupar el hueco que ha dejado el diente perdido.

Además de ello, diversos estudios han demostrado que la periodontitis estaría relacionada con el riesgo de sufrir o interferir en el desarrollo de otras patologías.

A pesar de que existen factores genéticos que pueden predisponer a padecer problemas en las encías, sí es posible prevenir la periodontitis. La herramienta es una adecuada higiene oral, acompañada de visitas regulares al dentista y un seguimiento estricto de las pautas que indique.

dentista-odontologia-general

¿Cómo se relaciona la periodoncia con otras patologías?

Las enfermedades periodontales no solo afectan a la boca, sino que también pueden elevar el riesgo de sufrir o agravar otras patologías.

Diabetes

Esta enfermedad incrementa la posibilidad de padecer problemas en las encías, ya que genera una fuerte respuesta inflamatoria ante la acción de las bacterias presentes en la boca. Pero la relación entre diabetes y periodontitis es de doble dirección, porque esta última puede aumentar la resistencia a la insulina. Una especie de circulo vicioso que es necesario tratar adecuadamente.

Problemas cardiovasculares

La enfermedad periodontal eleva el riesgo de padecer problemas cardiovasculares como el infarto o el ictus. Esto se debe a que las bacterias presentes en la placa son capaces de llegar al torrente sanguíneo y provocar obstrucción en las arterias.

Enfermedades respiratorias

Algunas bacterias presentes en la cavidad oral pueden también alcanzar las vías aéreas y llegar hasta los pulmones. Este hecho podría agravar patologías como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). También elevaría el riesgo de padecer neumonía o bronquitis, causadas ambas por inflamación.

Partos prematuros

Aunque todavía existe discusión médica en este aspecto, algunos estudios apuntan también a una relación entre periodontitis y la posibilidad de parto prematuro y bebés con bajo peso al nacer. 

× ¿Hablamos por Whatsapp?