"Tu sonrisa habla de nosotros"


MYOBRACE es un aparato de ortodoncia para niños, sin brackets, diseñado en tres etapas para corregir los malos hábitos orales mientras trata los problemas de desarrollo de los maxilares superior e inferior.

Los dispositivos de Myobrace están diseñados para corregir la mala oclusión de los músculos de la boca, estimulan al mismo tiempo el crecimiento de los maxilares de una forma adecuada, previniendo posibles complicaciones bucales u otro tipo de ortodoncias en el futuro. Existen en varios tamaños, dependiendo de la edad y el desarrollo de cada paciente.

Varios estudios han demostrado que el apiñamiento dental y las malformaciones maxilares no son siempre de origen genético, sino que pueden ser producidos por una alteración en la respiración y en la deglución. Dentro de los planes de tratamiento en ortodoncia, en ocasiones se debe incluir algún tipo de tratamiento específico para estos problemas miofuncionales.

El Sistema Myobrace incorpora la tecnología dual de dos capas de material para mejorar el desarrollo de las arcadas y el alineamiento dental y dispone de variaciones para un amplio abanico de pacientes con edades y necesidades de tratamiento muy variadas, proporcionando así mayores opciones de tratamiento a diferentes maloclusiones.

Demostración Sistema Myobrace

La ortodoncia Myobrace utiliza un conjunto de aparatos de silicona de gran comodidad para el niño/a. Este tratamiento será eficaz si se usa un par de horas durante el día más las horas de sueño. Para la utilización de esta técnica se tendrá en cuenta la edad del paciente, la dentición y el tipo de hábitos; siendo muy frecuente su uso en niños de entre 4 y 10 años de edad.

Los objetivos que conseguiremos con el tratamiento Myobrace son:

  • Que los labios estén cerrados todo el tiempo, excepto al hablar o comer.
  • Una respiración nasal para ayudar al desarrollo de las mandíbulas superior e inferior y lograr una mordida correcta.
  • Que no haya actividad labial al tragar para que permita a los dientes anteriores a desarrollarse correctamente.
  • Mejoras en la alineación dental.
  • Mejoras en el desarrollo facial.

En resumen, la nueva ortodoncia Myobrace es mucho más cómoda que los aparatos tradicionales. ¡Tus hijos notarán la diferencia!