Recuerda que somos un centro sanitario y es obligatorio venir con mascarilla

Cirugía ortognática

La cirugía ortognática es una intervención quirúrgica, que se encarga de corregir las deformidades dento-cráneo-maxilofaciales, con el fin de lograr un equilibrio entre todo el conjunto de los rasgos faciales.

Esta cirugía es recomendable para aquellos pacientes que presenten problemas mandibulares que no pueden corregirse solo con ortodoncia. Por eso, esta intervención está muy relacionada con la ortodoncia, pues trabaja en conjunto con el cirujano maxilofacial a la hora de crear el plan de tratamiento.

Las deformidades maxi-mandibulares, no solo originan un desequilibrio en las facciones del paciente; estamos hablando de complicaciones que van más allá de la estética. También pueden causar importantes problemas de maloclusión, dicción, digestivos, respiración…

Para corregir estas alteraciones, existen tres tipos de cirugías

Cirugía ortognática del maxilar:

Consiste en colocar el maxilar en la posición correcta logrando la armonía facial, la recuperación de la funcionalidad de este hueso, que es fundamental para las funciones de masticar, respirar y hablar.

Cirugía ortognática de la mandíbula:

Esta cirugía tiene como fin corregir la posición del hueso maxilar y de la mandíbula. Permitiendo el equilibrio perfecto de las facciones del paciente.

Cirugía ortognática maxilomandibular:

Esta intervención permite, modificar la forma y posición del maxilar. Con el objetivo de acortar, alargar, adelantar o retraer el mismo.

¿Qué corrige la cirugía ortognática?

Permite corregir los siguientes casos:

  • Asimetrías faciales, como el mentón pequeño, la extensión de la mandíbula, la sobremordida, la sonrisa gingival, la mordida cruzada.
  • Se disminuye, considerablemente, los posibles problemas digestivos al poder masticar sin inconvenientes.
  • La apnea del sueño. Está demostrado que, al corregir la mandíbula y el maxilar superior, se ensancha el grosor de las vías respiratorias.

Esta intervención es conveniente cuando finalice la etapa de crecimiento, que es generalmente entre los 14-16 años en las mujeres y entre los 17-21 en los hombres.

Preparación cirugía Ortognática

  1. Lo primero, es ser conscientes de la necesidad de la intervención. Es decir, el paciente desde presentar una mala oclusión, mal posicionamiento de los dientes, sonrisa gingival, dolores articulares en la mandíbula, etc.

  2. Lo siguiente, es haber iniciado el tratamiento de ortodoncia entre 6-12 meses antes de la intervención.

  3. Luego comienza la comunicación especialista-paciente, para la elaboración de la preparación de la cirugía, que consiste en realizar un análisis facial y simulación virtual 3D de los diferentes resultados que se pueden obtener con la cirugía ortognática.

  4. Al tener todos estos datos, en el laboratorio se realiza la cirugía de modelos, donde se planifican todos los movimientos y cortes. Aquí se desarrollan las férulas quirúrgicas.

  5. Al cumplir con todos estos pasos, entramos al quirófano para ejecutar la cirugía.

Las molestias se reducen con la toma de los anti-inflamatorios y analgésicos. También se pueden recetar antibióticos de amplio espectro, en caso de infección. Durante la primera semana después de la cirugía ortognática, es esencial que el paciente lleve una dieta líquida y a partir de la segunda semana se puede iniciar una dieta blanda.

¿Qué cuidados se aconsejan tras la cirugía?

Después de la cirugía ortognática, el paciente notará un mayor equilibrio en sus rasgos faciales, situación que se ve reflejada tanto desde el punto de vista estético como funcional. Mejorando su autoestima, su seguridad y su calidad de vida.